Nuestra historia

En 1982 Rafael Alcalá, futbolista profesional retirado, decide invertir el dinero que había ahorrado durante sus 16 años de carrera futbolistica. Así decidió abrir una tienda de deportes en Agosto de ese mismo año con muchísima ilusión abre su teienda de 40 metros cuadrados. No eran tiemos fáciles para el material deportivo. Fueron pasando los años y con mucho esfuerzo y trabajo se fué haciendo con su clientela.

En 1999, Vanessa, su hija mayor, decide involucrarse en ese negocio que había vvivido desde que era pequeña (su juego de vendedora se había convertido en su profesión).
Conscientes de que los 40 m se habían quedado pequeños, decidimos ampliar tanto la tienda como el almacén a 140 metros cada una de ellas. Y con una reforma para actualizarse tanto en producto como en mobiliario a los nuevos tiempos. En 2007, entra en juego Patricia, la hija pequeña, despues de formarse en Comercio y Marketing, se une a formar parte del negocio familiar.

En 2008 nos decidimos a abrir otro punto de venta en Lucena y así seguir con la aventura.
En 2009, seguimos pensando en ampliar para poder estar cerca de mas clientes y abrimos nuestro tercer punto de venta, también en Lucena en un Parque Comercial.
En 2014, seguimos con nuestro sueño y esta vez nos decidimos abrir fuera de nuestra localidad, en Priego de Córdoba.
Ya en 2016, conscientes de la repercusión, nos decidimos meternos en este apasionante mundo de la red.

Aquí seguimos en este negocio tan profesional como familiar, rodeados de un equipo de trabajadores que se dejan la piel cada día.
Mientras tanto, Rafael Alcala, ya jubilado, mira orgulloso lo que el y su familia ha conseguido.